Chatear ahora Chatear ahora
no te lo pierdas

Esta es una propuesta para viajeros exigentes

Ruta por el País Helvético

desde 520€ por persona
Vuelos incluidos
Coche de alquiler
Alojamiento incluido
Seguro de viaje
no te lo pierdas Ruta por el País Helvético desde 520€ Chatea ahora con un biduzzer Chatea ahora con un biduzzer

Un país de postal, tanto por la belleza de sus paisajes como por la singularidad de sus ciudades, que cuidan con esmero cada rincón.

Recorre con tu coche de alquiler los principales puntos emblemáticos del país y descubre paisajes que se quedarán para siempre en tu memoria.

Galería de imágenes

Itinerario simplificado

Día 1: España - Zúrich

Salida del vuelo con destino Zúrich. Llegada y recogida del coche de alquiler. Resto del día para conocer la ciudad. La ciudad de Zurich tiene más de 50 museos y 100 galerías de arte, la catedral de Grossmünster, un agradable casco antiguo, zonas de baño en el lago y fluviales en pleno centro, cafés, una animada vida nocturna y la famosa Bahnhofstrasse, que con sus elegantes boutiques, es considerada una de las calles comerciales más atractivas del mundo. Alojamiento.

Día 2: Zúrich - Liechtenstein - St. Moritz

La ciudad de Zúrich se sitúa a orillas del río Limmat en un imponente escenario natural de suaves colinas que despierta admiración por su riqueza histórica, su ambiente cosmopolita y sus atractivas propuestas culturales. El símbolo de la ciudad son las torres gemelas del campanario de la Grossmünster, una de las principales iglesias de la ciudad. Se puede disfrutar de un relajado paseo en barco sobre el río Limmat. La siguiente parada será Liechtenstein, más en concreto Vaduz, su capital. Recomendamos visitar el Parlamento, localizado en la plaza de Peter-Kaiser; el centro de la ciudad con su tres esculturas de tamaño real, en bronce, que reflejan distintos movimientos de los caballos; y el Vaduz Schloss, que fue el castillo de los príncipes, ubicado en lo más alto de la ciudad. Es una preciosa construcción de trazo medieval, y se pude ver desde casi cualquier punto de la ciudad, aunque no se puede visitar por dentro. y, por último, la Iglesia de San Florín, iglesia de estilo neogótico que en sus inicios funcionó como parroquia y que ha acabado siendo la catedral. Destaca su puntiaguda torre que se ve desde cualquier punto de Vaduz. Proseguiremos hacia St. Moritz. Alojamiento.

Día 3: St. Moritz - Bellinzona - Lugano

St. Moritz fue la cuna de las vacaciones de invierno alpinas (1864) y sede de dos ediciones de los Juegos Olímpicos de Invierno. Y, a pesar de ello, originalmente debe su fama a sus aguas medicinales, descubiertas hace 3000 años y que ya le consagraron como balneario de verano. Visitantes de todo el mundo aprecian el moderno estilo de vida alpino, caracterizado por una excelente gastronomía que hace realidad los sueños de cualquier gourmet. Las atracciones turísticas, como la torre inclinada, los restos de la iglesia de San Mauricio – cuyos orígenes se remontan al 1500 –, o el Museo Segantini ofrecen una alternativa al lujo y a la jet set. Seguiremos hacia Bellonzona, probablemente la ciudad más italiana de Suiza. El «skyline» de la capital del Tesino viene conformado por la impresionante fortaleza integrada por tres de los castillos medievales mejor conservados de Suiza, un patrimonio cultural mundial reconocido por la UNESCO: Castelgrande, Castello Montebello y Castello Sasso Corbaro. Los rincones y las plazas, los patios, el teatro neoclásico de palcos y las casas antiguas restauradas con gran esmero cuentan a los turistas la historia de una ciudad de cultura lombarda. A continuación pondremos rumbo a Lugano. Alojamiento.

Día 4: Lugano - Sion - Montreux

Lugano - la ciudad más grande de la región de vacaciones del Tesino, es la ciudad de los parques y las flores, de villas y edificios religiosos. Con su encanto mediterráneo, Lugano ofrece todas las ventajas de una metrópoli y a la vez el aire de una pequeña ciudad. Los lugares de interés que recomendamos son: el Belvedere Park, paseo ribereño con árboles y abundantes flores; el Monte Brè y el Monte San Salvatore, donde disfrutar de una maravillosa vista panorámica a la ciudad, el lago y las montañas mucho más allá de la frontera del país; la Catedral San Lorenzo, una obra fascinante encima del casco antiguo con fachada al estilo lombardo del Renacimiento; y la Iglesia Santa Maria degli Angioli. Seguiremos ruta hasta Sion, una de las ciudades más antiguas del país. Actualmente es uno de los lugares más importantes del Cantón de Valais principalmente gracias al turismo y a su zona vinícola, una de las más reconocidas en el mundo entero. Lo ideal es visitar sus Castillos, todos ellos construidos en lo alto de colinas para una mejor defensa del territorio. Hoy en día tan sólo quedan 3 en pie, el Castillo de Tourbillon, la iglesia fortificada de Valère y el Majorie y Vidomnat, todos edificados en el siglo XIII. Aconsejamos también callejear para admirar el Ayuntamiento, una edificación de color blanco inmaculado construida entre los años 1657 y 1665. Destaca la puerta principal elaborada con madera y donde hay esculpidas algunas escenas del juicio final y la torre que cuenta con un reloj astronómico; la Plaza du Theatre donde se encuentra la Iglesia fortificada de La Trinidad y el Teatro de Valère que fue la antigua residencia episcopal hasta el siglo XIV. Finalizaremos el día en Montreux. Alojamiento.

Día 5: Montreux - Lausana - Ginebra - Berna

Montreux es el centro de todas las miradas como capital de la Riviera del Vaud, y especialmente en el mes de julio, cuando se celebra el Montreux Jazz Festival. Un sendero que bordea el lago entre laderas cubiertas de viñedos nos conduce a uno de los enclaves más románticos e idílicos de Suiza, el castillo de Chillon, una fortaleza del siglo XIII que se erige al pie del lago, de grandes torreones, bellos salones y lúgubres calabozos. Seguiremos hacia Lausana, ciudad episcopal en el medioevo y hoy capital del movimiento olímpico, con un bonito casco antiguo de calles empinadas y escaleras techadas, acoge el Museo Olímpico que ofrece una vista de conjunto de la historia de los Juegos Olímpicos desde los primeros Juegos Olímpicos en 1896 en Atenas hasta el día de hoy. Proseguiremos hacia la ciudad de Ginebra, ubicada a orillas del lago Lemán, un pequeño mar interior enclavado al pie de los Alpes. En el casco antiguo confluyen sus calles más típicas y edificios emblemáticos, como la catedral de San Pedro. Además Ginebra es conocida como la Ciudad de los Parques, pues es la que tiene más metros cuadrados de áreas verdes por habitante en toda Suiza. Proseguiremos hacia Berna. Alojamiento.

Día 6: Berna - Interlaken - Lucerna

Berna, la capital de Suiza y del cantón homónimo, es una pequeña ciudad, fácil de visitar y de disfrutar. El inconfundible aspecto medieval de su bello centro urbano, uno de los mejor conservados de Europa, plagado de callejuelas abigarradas, pintorescos edificios, acogedoras plazoletas y escultóricas fuentes, le valieron el título de Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO. Es el contrapunto cosmopolita a los pueblos tradicionales y los valles nevados que se extienden en la ruta hacia la ciudad de Interlaken, por un tramo de carretera de la Gran Ruta de Suiza que es simplemente espectacular. Ubicado en un marco incomparable entre los lagos de Thun y Brienz y a los pies de los imponentes picos Eiger, Mönch y Jungfrau, el pueblo de Interlaken es la base ideal para descubrir una de las regiones más hermosas del país. Desde aquí podremos subir a teleféricos y funiculares que acceden hasta miradores desde los que disfrutar de panorámicas espectaculares de la naturaleza, que cortan la respiración. Seguimos camino hasta Lucerna. Alojamiento.

Día 7: Lucerna - Basilea - Zúrich

Parada obligada es la romántica ciudad de Lucerna, ubicada ante un impresionante panorama alpino y a orillas del Lago de los Cuatro Cantones, y dónde se encuentra el famoso puente cubierto de madera pintado. Lucerna, localidad de origen romano que se encuentra ubicada ante un impresionante panorama alpino, reluce como una de las más hermosas de Suiza. A poca distancia, el monte Titlis, el Pilatus y el Stanserhorn ofrecen aventura para grandes y pequeños. Las vistas desde las cimas son espectaculares pero, sin duda, lo mejor son los trayectos que conducen a ellas. Ubicado en las cercanías de Lucerna, el monte Pilatus sigue siendo la montaña ideal para la aventura de grandes y pequeños. Dos teleféricos, el ferrocarril de cremallera más empinado del mundo un apasionante parque de aventuras prometen una excursión llena de emoción para toda la familia. Continuación a Basilea, la ciudad universitaria más antigua de Suiza. Su principal punto de interés es la plaza del Mercado, donde se encuentran el ayuntamiento, suntuosamente adornado, y la catedral, de época románica tardía y gótica. Paseando por el casco antiguo descubrirás tanto interesantes tiendas de libros antiguos como coquetas boutiques de diseñadores modernos. Regresaremos a Zúrich. Alojamiento.

Día 8: Zúrich - España

Presentación en el aeropuerto con suficiente tiempo de antelación para devolver el coche de alquiler y tomar nuestro vuelo que nos llevará de regreso a la ciudad de origen. Llegada. Fin del viaje y de nuestros servicios.

...Ver más

Descripción

Esta es una propuesta para viajeros exigentes, que no se conforman con un hermoso panorama o con una escena urbana atractiva cuando lo pueden tener todo. Propone disfrutar al volante, uniendo en un trayecto, los principales lugares de interés turístico del país, por una sucesión de paisajes que van de la típica postal alpina a valles esmeralda cubiertos de flores tímidas, pasando por glaciares eternos y espejos de agua que, de tan extensos, parecen mares.

La elegancia de ciudades como Zúrich y Lucerna, contrasta con el espectáculo natural de las cataratas del Rin y del Lago de los Cuatro Cantones, que extiende su manto azul en medio de bosques y cumbres alpinas. Este país, donde los relojes son paradigma de la personalidad pulcra de sus gentes, despierta admiración por su belleza y su vasto legado cultural.

¿Te apetece pasear por románticas callejuelas, bonitos cascos antiguos y visitar acogedoras cafeterías? Tómate unos días para descubrir la variedad cultural y gastronómica o las zonas más de moda y vibrantes de las ciudades más bonitas de Suiza. Rodeadas de una naturaleza exuberante, son además excelentes puntos de partida para descubrir increíbles panorámicas y excursiones de vértigo. Déjate inspirar y convierte tus vacaciones en una experiencia inolvidable. Suiza es el lugar de descanso ideal para urbanitas de buen gusto. Su naturaleza caprichosa fusiona maravillas naturales como las Cataratas del Rin con ciudades como Ginebra y Basilea, ambas gobernadas por el orden y la pulcritud.

...Ver más

Información importante

  • Las excursiones, hoteles y visitas sugeridas para cada día son orientativas, pudiendo el viajero diseñar el viaje a su medida, de acuerdo a sus gustos y necesidades.
  • Oferta sujeta a disponibilidad de los servicios incluidos
  • Plazas limitadas

También te puede interesar...